sábado, 12 de abril de 2014

Fin de la aventura de Independiente Santa Fe, en la Libertadores 2014

En 2013, Independiente Santa Fe alcanzó la semifinal de la Copa Libertadores de América, enfrentando equipos,  primero, de renombre y después bien posicionados en sus ligas, con base en esto, la ilusión para 2014 era  al menos alcanzar un resultado similar.

Conscientes, que el listón podía subirse, la directiva y la dirección técnica santafereña, decidieron reforzar el equipo, con jugadores de experiencia; Mendez - mundialista ecuatoriano -, José Julian de la Cuesta - proveniente del fútbol español -,  otros que ya habían jugado en el club en distintos momentos, mostrando y demostrado capacidad y compromisos con el equipo, y lo más importante, querían hacer parte nuevamente del equipo; Medina, Copete, Seijas y Otálvaro. La afición aplaudió las decisiones, la confianza y el apoyo no se harían esperar. 

La campaña en Libertadores 2014, comenzó esta vez, ingresando por la vía de los repechajes, el rival Morelia de México, el primer escalón se lograba superar, los rivales esperaban en la fase de grupos: Mineiro de Brasil, Nacional de Paraguay y Zamora de Venezuela, las conjeturas aparecía de parte de: la afición, seguramente desde el mismo club, se realizaban cálculos, siempre los más optimistas, se daban por descontados algunos puntos, otros se podían ceder. En la liga local el equipo alterno conseguía resultados positivos.

El inicio parecía prometedor, se vencía a Nacional en el Campin, injustamente se perdía con Mineiro en el partido de ida,  pero la sorpresa vendría con el equipo más débil en el papel, Zamora de Barinas, le arrancaría cuatro puntos a los cardenales, - los venezolanos jugaban bien en el Campin -, Santa Fé, sufría para empatar, pese a todo, la posibilidad de pasar permanecía vigente en la última jornada, se dependía del resultado del otro partido, - finalmente se daba -, pero los cardenales no podían hacer la tarea,  el triunfo, permitiría el reencuentro entre afición y club, en el Campin, - ahora, habrá que esperar en la siguiente temporada, ganando un cupo en la Liga Postobón -.

¿Qué pasó entonces, si se había hecho lo necesario para superar las metas?. Una irregularidad en los resultados, Santa Fe había perdido su juego, los delanteros no encontraban el arco, el chisme que aparecía en los vestuarios y en las oficinas del club.  La afición, no encontraba las razones para una crisis, aún así y acostumbrados al sufrimiento, las remontadas siempre estuvieron como una posibilidad. Los verdaderas razones deben estar en: los escritorios de los directivos, los vestuarios y en los campos de entrenamiento. Los análisis no se deben hacer esperar, los de las directivas; si el tema fue administrativo, o las del equipo técnico; si el tema fueron las estrategias, un análisis más juicioso de los rivales, o sencillamente reconocer y revisar, las debilidades del equipo.

Como en cualquier proyecto queda un objetivo, La Liga Postobón,  centrarse ciento por ciento, hay con que, se ha recuperado el gol, se ve más fútbol, la afición está recuperando la confianza, por lo menos,  con los últimos partidos de liga, habrá que tener en cuenta a esos jugadores que han demostrado que pueden ser titulares, pero lo más importante, que la dirección técnica, más allá de lo que la afición quiera, tome las decisiones adecuadas.

!!!Superar la meta en la Libertadores se aplazó, la de la Liga Postobón sigue vigente!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada