sábado, 26 de septiembre de 2015

Tolima agudizó la crisis cardenal, cuarta derrota consecutiva

En otro partido muy regular Independiente Santa Fe terminó derrotado en el último minuto, un gol de penal que agudizó la crisis cardenal, cuarta derrota consecutiva. 

Estrada - el verdugo cardenal
Quizá pensando en lo sucedido en el partido con Pasto, esta vez Pelusso utilizó una nómina mixta, que sin embargo no brilló, haciendo del juego un partido aburrido, sin control de balón, sin un conductor claro, faltos ideas, buscando un balón  con el que Morelo lograra vencer a los defensas tolimenses.

Fue poco lo que Santa Fe hizo por ganar, se llegó pero sin peligro para el cuadro tolimense, lo intentó Seijas de libre y luego una jugada muy buena de Morelo por izquierda pero que Quiñones que no logró controlar, más tarde al  mismo Quiñonez lo sorprendió un balón mal golpeado por un defensa del equipo ibaguereño.

Por su parte El Deportes Tolima tampoco es que hiciera algo por el espectáculo, Barrios fue el único que de media distancia trató de sorprender a Castellanos, en dos ocasiones llegó al arco rojo pero en ambas el balón pasó desviado.

Volviendo al desempeño santafereño, la falta de claridad cada día es más evidente en el equipo por la ausencia de un creativo que tenga ideas y que le ayude a Morelo. Por esa escasez de pases, el delantero cardenal tuvo que retrasarse en procura de conseguir algo, había perdido el tiempo quedándose a la espera de un balón filtrado.

Ante el desempeño de Quiñonez; el cardenal, Pelusso ingresó a Borja, pero de poco sirvió. Luego trató de corregir el juego por derecha, haciendo que Otálvaro entrara al rescate, por poco lo consigue a los 85, el palo le impidió al buen lateral cardenal desequilibrar el marcador.
 
Cuando parecía que el juego terminaría empatado, llegó la jugada en la que Perez fue derribado por Castellanos en el área, iban 91 minutos del partido.  Sin dudarlo Gamarra pitó el penal y el diez Jonathan Estrada cobró venciendo al meta cardenal. Uno a cero y tiempo cumplido.

Al final poco para destacar en el equipo santafereño, quizá el empuje que quiso darle Morelo, y los pocos minutos que estuvo Otálvaro (se entiende que no jugó todo el partido por el compromiso de Suramericana el próximo martes).

Quedaron eso sí un mar de dudas, varios interrogantes y la desazón de la afición. Qué está pasando con Santa Fe?, se confirma que depende de Omar Pérez? y si es así, porqué la directiva y los técnicos no le han buscado de una vez por todas un reemplazo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada