jueves, 12 de noviembre de 2015

Junior derrotó sin atenuantes a Santa Fe, 2 a 0

Primeros noventa minutos de la final de la Copa Aguila entre Junior y Santa Fe, dos a cero en favor del equipo barranquillero que hizo todo por ganar. Santa Fe no encontró como contrarrestar la superioridad del cuadro juniorista.

Dolorosa derrota
La primera parte se inició con un Santa Fe mostrando una formación en la que se evidenciaba la intención de Pelusso; esperar a Junior  plantando un equipo muy corto entre lineas, entendiendo que el equipo barranquillero iba a tratar de sacar la ventaja desde el primer minuto.

Más de la mitad de los primeros cuarenta y cinco minutos el equipo juniorista dominó el juego; por lo menos tenía más el balón.  En una posesión que se originó desde un saque de banda recibió Vladimir Marin, vio el espacio para ponerle el balón a Pérez que ganó la posición a los centrales cardenales y cerró con un tiro cruzado, disparo ante el que Zapata no pudo hacer nada por impedir que el balón entrara al arco santafereño. Fallaron los centrales en marca y estuvieron faltos de velocidad.

Lo único que pudo hacer Santa Fe fue un tiro de Miranda y otro Morelo un poco después del gol del Junior.

La situación se ponía más tensa para los santafereños, a los 34 minutos por poco Junior anota el segundo gol, Tolosa llegó muy bien, sin embargo el arquero Zapata salvó providencialmente.

La segunda parte por momentos fue una fiel copia de la primera, con un Junior en procura de aumentar el marcador. No habían pasado dos minutos cuando llegó el primer balón de riesgo, un corte hecho por Zapata, el balón quedó  muerto y  fue despejado con apuro por los defensas cardenales.

Santa Fe trató de sacudirse un poco con sendas oportunidades de Morelo; la primera de cabeza, pero sin puntería; más tarde a los 51 de contragolpe por poco anota; una tercer a los 71, Viera apagó el grito de gol, el rebote quedó pero Rodriguez falló.

Santa Fe no encontraba controlar el juego por lo que Pelusso intentó corregir con el ingreso de Omar Pérez, pero antes que el 10 cardenal pudiera acomodarse en el campo, Junior contragolpeó y aumentó el marcador, Jorge Aguirre terminó de hacer la tarea juniorista.  

De ahí hasta el final Junior supo controlar, ingresado jugadores que impedirían cualquier intento cardenal. Los últimos cinco minutos, los jugadores junioristas movieron el balón a placer, quizá con un Santa Fe ya totalmente entregado.

Dos a cero que obliga a Santa Fe a remontar ante su afición, que con seguridad acompañará, alentará y con planteamiento obligatoriamente diferente al mostrado en Barranquilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada