sábado, 30 de enero de 2016

Primer triunfo cardenal, uno a cero al Boyacá Chicó

El campeón de la Copa Sudamericana, Independiente Santa Fe consiguió los primeros tres puntos ante el Boyacá Chicó. De tiro penal llegó el único gol del partido, cobrado por Robinson Zapata.

Para beneplácito de muchos, volvió el fútbol de primera división en Colombia. Independiente Santa Fe inició visitando al Chicó en el estadio de la Independencia de Tunja - con el campo un poco deteriorado -. Ambos equipos con caras nuevas y en muchos casos con falta de ritmo, adaptación y creación de buen fútbol.

En la primera parte la acción en los arcos fue muy escasa, el primer intento llegó de media distancia, por parte del mediocampista Gordillo, apenas iban cinco minutos. Buen tiro, que salió un poco desviado. 

Lo mejor de la primera y definitivo para el partido, llegó a los ocho minutos, falta del Chicó en el área sobre Otero, el central pitó penal, Zapata el arquero cardenal fue el encargado del cobro, marcó el primer gol santafereño en la Liga Águila I 2016.

Por su parte el Chicó solo llegó una vez en la primera parte, casi al final del primer tiempo (41 minutos), un tiro que salió desviado por el palo de la mano derecha de Zapata.

En la segunda parte los cardenales consiguieron llegar más al arco rival, la primera los 55 con una muy buena jugada, el cuadro cardenal  pudo aumentar el marcador, pero Chaux el arquero de Chicó cerró bien, impidiendo que Juan Daniel Roa anotara. Más tarde a los  65, otra buena ocasión para Santa Fe, esta vez fue Gómez; el hombre de las ideas en Santa Fe, sin embargo  el palo se interpuso. Casi en el cierre del partido, Ibargüen tuvo las últimas dos ocasiones, una a los 80, y la otra cuando restaban cinco minutos para el final del juego.

Pese a las oportunidades el marcador no aumentó, pero si la confianza en el equipo cardenal que va encontrando el equipo que defenderá el reconocimiento alcanzado en los últimos años.

El gran protagonista del partido fue el arbitro central, que exageró con amarillas innecesarias, que condicionaron el desempeño de los jugadores, interrumpió el juego, confundiendo el juego fuerte con el mal intencionado.En otros momentos cuando la situación lo ameritaba no sancionó con tarjeta; el fútbol merece mejores árbitros.  

Volviendo a los protagonistas del fútbol, Santa Fe empieza a evidenciar que puede contar con un buen volante de creación; Jonathan Gómez, por ahora el que mejor se ha adaptado al equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada