domingo, 28 de febrero de 2016

Corregir a tiempo; una buena medida cardenal.

La afición cardenal quedó muy satisfecha con el éxito alcanzado en 2015, campeones de la Copa Sudamericana. Obviamente sabiendo que había que mejorar algunos aspectos, porque los retos que se venían eran muy grandes.

Identificados los problemas de la temporada anterior se hicieron las contrataciones que hacía falta, para enfrentar los torneos en los que Santa Fe había ganado el derecho. 

En el repechaje por un cupo en la fase de grupos de la libertadores, la afición cardenal se ilusionó; un equipo claro, ofensivo, creativo, y algún adjetivo más que hacía pensar que se puede tener una temporada más de éxitos y que el grupo humano era el ideal.

Y es que las circunstancias del 2015 habían hecho de Santa Fe un equipo predecible; dependiendo de su gran ídolo, Omar Sebastián Pérez, un gran jugador sin duda, un líder, pero que por las lesiones, Santa Fe tuvo que jugar sin él, adaptarse, aunque no apareciera el juego bonito, aun así el resultado se consiguió.

La ilusión del inicio de temporada se ha ido diluyendo; empates tanto en liga como en libertadores, y delanteros que no hace la diferencia. Todavía no se encuentra un jugador que tome el liderazgo de Omar. Parecía que era Jonathan Gómez, pero por momentos y son muchos en los que el que se muestra es Luis Manuel Seijas, el 20 venezolano que pasa por un gran momento. ¿Habrá que darle toda la confianza a este santafereño nacido en Valencia?.

En el caso del ataque ¿Los delanteros no la encuentran?, ¿no les llega?, ¿los rivales cierran bien?. Lo cierto es que las cifras de los goleadores no son alentadoras, tanto así que el mayor número de goles lo tiene un defensa, Jerry Mina, un gran central, gigante a la hora de definir, es goleador en la libertadores. Preocupante que entre los 20 primeros goleadores de la liga jugados ya 6 partidos no aparece un cardenal.

La defensiva parece la necesaria, Otálvaro que ha vuelto por sus fueros, un Mina; inobjetable, Tesillo; que se posiciona en el equipo y Balanta, quien debe retomar el nivel de 2015, por su parte los arqueros han tenido buenos desempeños. 

Con la necesidad de conservar el equipo para los juegos que se vienen por libertadores, este sábado se presentó la nómina B, no solo muy joven sino con debutantes, pensar en los tres puntos no era a expectativa. La juventud y probablemente las ganas se sobrepusieron. 

Pero más allá del resultado, lo que importa es lo que viene. Habrá que corregir lo que haga falta; Pelusso sabrá, por eso es el técnico. Como en cualquier organización deberá retomarse los momentos más destacados, no solo para que el comportamiento en el campo sea por lo menos similar, sino que el equipo actual; el titular, debe adquirir una identidad futbolística y a los jugadores que el Sr. Pelusso les dé la confianza sean consecuentes con eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada