domingo, 1 de diciembre de 2013

Itagüi alejo de cualquier posibilidad a Santa Fe de la final

Los segundos 90 del cuadrangular entre Itagüi inició con ventaja al menos en goles para los cardenales. Al final sin ser más el Itagui logró lo que Santa Fe olvidó hacer, marcó dos veces, suficientes para que el cuadro cardenal pierda cualquier posibilidad de estar en la final.

Dos llegadas con peligro, una de Omar Pérez y otra el tiro de Roa, lo más destacado del primer tiempo, pese a eso no paso de ser aburrido por falta de continuidad en los dos equipos, y el exceso de autoridad que muestran a los que llaman jueces en el campo de juego, en este partido el Sr Lomouroux cuestionado en más de una oportunidad, faltos de cerebro para reconocer sus errores, la respuesta;  amarilla en el mejor de los casos.

Segundo tiempo aunque con un falso dominio santafereño, ineficiente en la definición. Arrechea sale por decisión táctica, la afición le reclama por su rendimiento.  El resultado de la ineficacia se pone de manifiesto cuando a los 74 el Itagüi hace los goles en menos de dos minutos. Pese a los aportes que hizo Lamouroux con las amarillas a la Dimayor, amarillas por los reclamos -  en muchos de los casos evidentemente la lentitud de los cardenales hicieron que llegaran tarde a la marca, la consecuencia, amarilla.

En definitiva pésimo partido para Santa Fe no por el marcador - Itagüi no fue mejor, ganó porque marcó -  sino por el desempeño como equipo, no se si por falta de una estrategia clara del Sr Gutierrez, ya se sabía porque no hay delanteros, lo único destacable los dos jóvenes que les permitieron ingresar en el segundo tiempo, buena impresión, malo porque les permitieron jugar cuando muy poco  había que hacer. 

En este torneo no debe seguir insistiéndose con las especulaciones, que si gana este y pierde aquel, que si esto o aquello, pero lo más importante si no se tiene la capacidad de hacer lo que corresponde, cualquier cosa se queda en lo dicho, la especulación.

Por los sucedido hoy o mejor por lo ratificado, la directiva santafereña debe iniciar con un plan que le permita a la afición retomar la confianza y para que en principio los que acompañan al equipo siempre tengan los réditos que se merecen y a los que hacen eventualmente lo hagan con mayor frecuencia. Al final los jugadores son empleados de una organización, deben mantenerse cuando hacen la tarea, sino los contratos son para eso para terminarlos cuando la situación lo amerite.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada