domingo, 11 de mayo de 2014

Nacional sacó de la final a Santa Fe, termina un proceso?


Santa Fe enfrentó el partido de vuelta ante Nacional con ventaja de uno a cero , sabiendo que el rival en la final era Junior de Barranquilla, que dejó en el camino a Millonarios en la definición desde el tiro penalti. Sin embargo la situación en Medellín fue muy diferente a la del partido anterior, dos anotaciones de Nacional sacaron a Santa Fe de la final. 

El partido de Bogotá, principalmente en la primera parte, hizo que la afición santafereña se ilusionara. Sin embargo, el desempeño cardenal en el Atanasio Girardot de Medellín fue muy difrente, un equipo que le faltó entrega, inexplicablemente no se explotó lo que había funcionado en el partido anterior, no se corrigieron los errores identificados en Bogotá,  principalmente  la llegada por izquierda que hacían los rivales a través de Otálvaro y los que intentaron acompañarlo, que permitieron que los rivales le hicieran daño a los santafereños por esa punta.

La estrategia planteada por Gutiérrez no funcionó, se intentó hacer un partido a Nacional de igual a igual. El cuadro cardenal era un equipo muy largo que le permitía a Nacional tener espacios. Por otra parte, se presagiaba que los dos creativos, Cárdenas y Cardona, no solo controlarían la mitad del campo, sino que a la postre le harían daño al cuadro cardenal.

Parte de las causas de la derrota santafereña, fue una seguidilla de errores, iniciado por el mismo Camilo Vargas. Nacional logró anotarle, mucha responsabilidad del arquero cardenal, - no hay duda que la afición reconoce las veces que ha salvado a los cardenales -, en esta  por el error, se perdió la ventaja que se había tomado en Bogotá. Después por el costado derecho se volvió a fallar, un Otálvaro que hacía un boquete que aprovecharon los contrarios, muchos creyeron que eran razones suficiente para que se pensara en otra alternativa, por ejemplo Daniel Roa.  A los errores se le sumó la insistencia de sacar el balón rifándolo, nunca en esos saques se logró controlar el balón, y para completar Cuero, - un excelente jugador -, nuevamente se hizo expulsar; no ha logrado tener control mental en estas situaciones, dejó a su equipo sin la posibilidad de anotar, y disminuido en ataque. 

A lo largo del semestre Santa Fe había sido un equipo con muchos altibajos, sin contundencia, por momentos parecía que se encontraba el camino, en otro parecía que era un equipo falto entrega, y muchos otros parecía que no tenía técnico. 

La inversión realizada por la directiva santafereña tenía dos objetivos: La Copa Libertadores y La liga Postobón. No se alcanzaron, muchos de los jugadores contratados o no aportaron, o no se supieron utilizar adecuadamente. La afición confiada en que los que se habia planteado realizó esfuerzos no solo en lo económico, sino en al apoyo mostrado en cada partido, la desilucion hoy debe ser grande.

El receso mundialista debe servir para que quienes orientan el equipo, desde lo administrativo hasta lo técnico, hagan las reflexiones necesarias y, si hace falta, se hagan a un lado, si las fallas estuvieron en esos departamentos, y que los jugadores que en definitiva no muestran entrega o ya no pueden aportar al equipo se aparten.

Algunos jugadores merecen un reconocimiento especial por lo realizado en el semestre: Daniel Torres, un volante que no solo mostró regularidad, sino merecimiento para que en algún momento lo tengan en cuenta en la selección Colombia.  José Julian de la Cuesta que se fue adueñando en su posición, el gran lateral izquierdo.  Dairon Mosquera, muy buen jugador, seguramente tendrá un futuro en el que va a sobresalir.  Jonathan Copete, cada vez que le dieron minutos los aprovechó, gran jugador, debió tener más continuidad. Jefferson Cuero, excelente por izquierda, deberán trabajarlo mentalmente. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada