domingo, 17 de mayo de 2015

Sorpresivamente Independiente Santa Fe fue eliminado de la Liga Águila

Sorpresivamente Santa Fe terminó eliminado de los ocho, perdió tres a uno, eso si con intervención de el línea occidental que invalidó un gol completamente lícito de Yerry Mina. Tres años hacía que Santa Fe no quedaba fuera de los ocho.

Al primer minuto del partido entre Independiente Santa Fe y Millonarios los dos equipos estaban clasificados. A los 27 minutos Yerry Mina fue el que inició los vaivenes en la clasificación, afianzaba a los cardenales entre los ocho, y Millonarios era el que tambaleaba.

El interés por lo que sucedía en los estadios de Techo e Independencia desaparecían ante la contundencia como ganaba el Tolima, al final goleó a Jaguares y en Tunja, el Junior ganó por dos a cero a Chicó, esto hacía que el interés solo se mantuviera en el Campín.

Millonarios consiguió empatar el partido mediante cabeza de Fernando Uribe, con este resultado los azules aún estaban fuera de los ocho. Llovía un poco de temor en la tribuna roja.

Más tarde Santa Fe hacía méritos para anotar el segundo y así fue, Mina aprovechó un rebote, anotando para los cardenales, sin embargo el línea inexplicablemente anuló la jugada por supuesto fuera de lugar, cualquier cosa que pasara de ahí en adelante influiría en el resultado.

Millos ante la necesidad de ganar se volcó al ataque consiguiendo el segundo tanto, eran los 70 minutos, el panameño Román Torres ponía a Millonarios entre los ocho y hacía surgir lágrimas en la hinchada cardenal que se confundían con la pertinaz lluvia que caía sobre el Campín.

Ahora la necesidad era cardenal lo que obligó Costas a poner a cuanto jugador tenía en ataque, era lo único que quedaba por hacer, sin embargo Millonarios se cerraba cuidando su propia clasificación, y para terminar el camino de  Independiente Santa Fe en el apertura, el equipo albiazul consiguió anotar el tercero de contragolpe, había ocurrido una falta en área de Millonarios que Roldán no vio, Robayo vencía a Castellanos, no había nada que hacer, Independiente Santa Fe era derrotado, y eliminado de los ocho.

La derrota cardenal aunque podía estar dentro de los más pesimistas, era posible, debido un poco a la campaña que había sido con muchos altibajos, con seguridad porque durante todo el torneo tuvo que tomar la decisión de alternar el equipo B, con los que estaban enfrentando la Libertadores. Con certeza la clasificación se envolató desde que el equipo sumó los 27 puntos, después fue complicado ganar solo tres puntos.

El riesgo de enfrentar la Libertadores con el equipo titular podía tener sus consecuencias en el torneo local, y así ocurrió. Se perdieron puntos claves, enfrentado a equipos de prestigio en Colombia con el equipo alterno, en el último juego le faltaron restos a los titulares, y no se no contó con un buen desempeño del árbitro lateral de occidental.

Ahora a pensar ciento por ciento en la Libertadores y a pensar en el segundo torneo y volver a empezar. Tendrán que enfrentar además el torneo Águila.

Quizá Costas pueda continuar, ha sido un trabajo por un lado responsable y por otro el equipo ha logrado avanzar en la Libertadores, torneo en el que pocos equipos colombianos han conseguido superar esta etapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada