martes, 27 de diciembre de 2016

La Onda Cardenal logró la 9a

Jonathan Gómez, el artífice del la 9a
Los cardenales consiguieron la 9a estrella en el segundo torneo de la Liga Águila 2016, la tercera en cuatro años, tal vez cuando la afición tenía menos confianza, luego de la manera como se ingresó al grupo de los ocho. La desconfianza se justificaba por los resultados en Libertadores, en la misma Sudamericana y muchos altibajos, con la excepción de la Copa Suruga Bank 2016.

El triunfo al final de año quizá no era lo que estaba planificado en la directiva, y menos en la del grupo técnico, los resultados no habían sido los que se esperaban, habían surgido problemas no solo en fútbol sino en relaciones humanas, que terminaron primero con la renuncia de Omar Pérez, el ídolo cardenal y luego derivó en la salida de Gerardo Pelusso, que le cedió el testigo a Alexis García. Por momentos parecía que el equipo se recuperaba con García, pero solo fue una ilusión, nuevamente decaía el equipo y debía encontrar el camino. Para subsanar la situación, la directiva pensó en uno de sus exitosos directores técnicos: el elegido Gustavo Costas.

En esta segunda era de Costas no se encontraba un equipo y se hacía difícil lograr un lugar en los ocho. Eso sí, se iban acumulando partidos sin perder, varios empates permitían conservar un invicto, pero no era suficiente para estar tranquilos. Aún así, se consiguió ser cabeza de serie. 

En las llaves se dejó en el camino a Independiente Medellín, el campeón del primer torneo 2016 y luego a Atlético Nacional, que no presentó su equipo estelar; decidieron jugársela con el Mundial de Clubes.

Deportes Tolima, finalmente, sería el rival con el que los cardenales debía batirse para disputar el Torneo Águila II. La primera vuelta terminó en tablas, una aparente ventaja; empate de visita y la vuelta con un estadio lleno no solo de aficionados, sino también de determinación. Como casi siempre en los últimos tiempos, el gol del título llegó de la cabeza de un defensa: Héctor Urrego, el central santafereño, venció a Joel Silva. La asistencia fue del mejor del semestre; Jonathan Gómez, un medicocampista que llegó para triunfar en el rojo bogotano. Gómez es un luchador, claro a la hora hacer pase entre lineas, fuerte cuando hay que usar la media distancia y resistente para aguantar los golpes del rival.

También deber reconocerse el trabajo de Leandro Castellanos, quien tuvo que mostrar su calidad para posesionarse del arco cardenal y de la capitanía del equipo. Después Anderson Plata, un jugador que hizo la diferencia entre esos futbolistas contratados y que no habían justificado la confianza que el club les había depositado.

Como sea hoy se disfruta un título más, una estrella más, un sufrimiento más, y un nueve que adorna el escudo cardenal. Esta vez el número mágico, noveno título en los últimos siete años y el noveno en liga.

Celio Pineda Rodríguez
@celiopineda

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada