domingo, 14 de diciembre de 2014

Independiente Santa Fe merecido finalista

Luis M. Seijas, venezolano muy santafereño
Independiente Santa Fe logró el paso a la final con un golazo de Luis Manuel Seijas que tomó un rebote que dejó Armani luego del penal ejecutado por Camilo Vargas,  mientras tanto la afición huilense lloraba de dolor porque hicieron lo que debían.

El partido, en lo futbolístico, para Santa Fe no fue muy claro, pese a que tuvo en la primera parte una opción de cabeza con Mosquera y un balón que sacó Berrío luego de un tiro de esquina, también del número 22.

El cuadro cardenal mostraba nuevamente fallas en defensa principalmente por el lado izquierdo y Morelo que no podía hacer una recepción correcta del balón.  Arias se mostraba un poco gris, el gran juego que ha mostrado en otros partidos no aparecía.

En la segunda parte la situación no cambiaba. Aun cuando Morelo lograba rematar con claridad al arco de Armani, el argentino conseguía desviar. 

El nerviosismo cardenal aumentaba cuando el Huila anotaba el primer gol contra Once Caldas, dejando al equipo capitalino fuera de la final. A partir de ahí  lo único que servía era ganar, sin embargo, los opitas ponían más estrés a los santafereños con la segunda anotación, en tanto que Independiente Santa Fe no encontraba ninguna posibilidad. El Nacional apenas podía llegar a los  71 minutos. Un pequeño respiro aparecía para los cardenales cuando el Caldas descuenta. 

Finalizando el partido y cuando la afición casi resignaba la final, llega un contragolpe que permite que el balón quede en los pies de Cuero, supera a Armani que no tiene otra opción que derribarlo y el central pita la falta. Camilo Vargas cobra pero el meta argentino adivina el cobro, logra rechazar pero el rebote queda para que un atento Luis Manuel Seijas consiguiera el ansiado gol, ya no importaba que pasara en Manizales. La tensión en los últimos minutos fue mayor que lo vivido durante la mayor parte del partido.

Con el pitazo final Santa Fe consiguió una merecida final luego del pequeño bache que vivió, ahora en el Atanasio Girardot, va a ganar el primer partido y cerrar en el Campin.

Felicitaciones a todo el equipo con su capitán Omar Sebastián Pérez, a la junta directiva encabezada por el presidente Cesar Pastrana y al equipo técnico liderado por Costas. Pero sobretodo, hay que agradecer al venezolano, casi bogotano, Luis Manuel Seijas que con su entrega y respeto por la camiseta se ha ganado el amor de toda la hinchada, y hoy, más que nunca, le da la mayor de las alegrías a su gente: una nueva final. 

__________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada