domingo, 22 de marzo de 2015

Semana para el olvido en la Libertadores para Santa Fe y Nacional

Independiente Santa Fe fue sorprendido por Mineiro, uno a cero, reviviendo al equipo brasileño, y Barcelona de Ecuador, no solo ganó a Atlético Nacional de Medellín, sino que evidenció los vacíos del cuadro verde.

El miércoles 18 era la cita entre los cardenales y Mineiro de Brasil, el lugar, el estadio el Campín. La intención cardenal era seguir con los buenos resultados que le habían permitido la puntuación perfecta, y por parte de los brasileños la oportunidad de volver por uno de los dos lugares a la siguiente fase, llegaban con cero puntos de seis posibles.  El equipo santafereño salía con su titular, y con la preocupación de la minicrisis vivida en el torneo local. Los del equipo de Belo Horizonte, se presentaban con la novedad de contar en sus filas con Sherman Cárdenas, un creativo colombiano.

El partido fue tal como lo preveían los cardenales, muchas oportunidades para anotar, pero como se había notado en los últimos partidos, el balón era reacio a entrar en el arco rival. Los brasileños no llegaban, mucho menos inquietaban al arquero Zapata, eso si no se plantaron como lo esperaba Costas, la intención era jugar de igual a igual.

La sorpresa apareció en un tiro de esquina cobrado por Cárdenas, Lucas Pratto venció de cabeza a Zapata, un fallo posiblemente en la marca cardenal, hasta ahí el partido era perfecto para el gigante Mina responsable de la zona en la que el argentino cabeceó. El gol afectó anímicamente a los de Costas. La claridad desapareció, posiblemente el desespero por anotar impidió a los delanteros tener serenidad en las  oportunidades para anotar.

Aparecieron dos momentos para conseguir igualar el partido, uno; quizá el más claro, estuvo en los zapatos de Arias, el larguero impidió que el empate apareciera; el segundo con Quiñonez, el arquero Víctor evito que los cardenales celebraran.

A pesar de la derrota, la afición no cuestionó el trabajo, quizá lo único que puede reprocharse, como cosa rara, fue la falta de claridad de Pérez. Se destacó mucho el trabajo de Daniel Torres, Francisco Meza, Juan Daniel Roa y Mina.

En las huestes verdes, parecía que volvía por sus fueros, cuando anotaba rápidamente, la afición creía que por momentos reaparecía la contundencia de años anteriores.

Barcelona de Ecuador sin mucho que perder, mostró en el Atanasio Girardot que quería aprovechar la oportunidad de avanzar. Antes de finalizar la primera parte ya habían conseguido el empate.

A partir del gol los ecuatorianos se tomaron confianza, eran más claros. Consiguieron un tres a uno, dejando ver las debilidades del equipo de Osorio, al final un gol más de Nacional no pudo impedir que el equipo ecuatoriano celebrara el resurgir para intentar seguir en la siguiente fase de la libertadores.

La afición de Medellín a diferencia de la capitalina, justificaron la derrota que deja en vilo el paso a la siguiente fase.

Para los dos equipos colombianos fue una noche para el olvido, entre negro y granate. Si quieren avanzar se deber retomar la contundencia en el gol, y más que eso, la confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada