miércoles, 2 de diciembre de 2015

Santa Fe muy cerca del título, valioso empate en el estadio de Huracán

Mina - un cerrojo
Santa Fe consiguió un valioso empate en la primera final de la Copa Sudamericana ante Huracán de Buenos Aires. Un duro encuentro, bien planteado por el técnico Gerardo Pelusso y con un destacadísimo partido de Mina.

Los primeros diez minutos del partido fueron los más difíciles para el cuadro cardenal, no podía acomodarse, por momentos algo errático, y con algo de nerviosismo, por su parte Huracán queriendo definir rápidamente. Después del primer cuarto, Santa Fe de la mano de Seijas tomó el control del partido, venciendo la ansiedad y contrarrestando el juego del equipo argentino.

La vuelta dada por el equipo bogotano, se vio con tres jugadas que hicieron pensar que el ganador podía ser Santa Fe, primero con un cabezazo de Ángulo después de un excelente balón de Seijas; infortunadamente el travesaño impidió el gol, más tarde nuevamente Seijas de media distancia, exigió al arquero de Huracán; tiro rápido y bien colocado.

El juego planteado por Huracán lo hizo predecible, primero, buscando a Ábila; haciendo que los centrales cardenales estuvieran atentos, y la otra, intentando entrar por derecha; reiteraciones que hicieron que el trabajo de Balanta se destacara.

El equipo del globito, terminó algo desordenado y perdiendo los papeles ante un rival que supo manejarle el encuentro.

En la segunda parte el dominador fue Huracán. A diferencia de la primera, los del globito, no solo controlaron el juego sino que tuvieron el mayor número de oportunidades, casi todas en los zapatos de Abila, tal como lo esperaba el cuadro cardenal; un jugador muy peligroso, habilidoso y muy atento a la desconcentración de los marcadores asignados por Pelusso.

Santa Fe lo intentó en la segunda parte, las mejores oportunidades estuvieron con ecuatoriano Ángulo; no pudo, algo errático y por momentos sin el control necesario.

Eso sí, los más destacados por parte de los cardenal fueron: atrás; Mina, Balanta y como casi siempre Meza; Seijas en la creación y los balones que puso. Y los que quedaron debiendo: Angulo; por las oportunidades desperdiciadas, Morelo; porque no acaba de encontrarse.

En últimas la estrategia planteada por el técnico uruguayo tuvo sus réditos, se consiguió un muy buen resultado, toda vez que en Bogotá la localía cardenal seguramente pesará, y después la altura puede hacer algo de diferencia en lo físico.

El próximo nueve de diciembre, no solo a hacer historia, sino a dejar la vida en el campo del estadio Nemecio Camacho "El Campin".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada